Nuestro blog

Te levantas de mi lado, pero el cansancio es demasiado para poder voltearte a ver, no me puedo mover, quedo a la espera de tu regreso…te diriges a la cocina…

…escucho tus pasos de vuelta, y añoro tu respiración cerca de mi, comienzo a sentir cómo gentilmente te subes a la cama, siento tus caricias, y tus besos en mi mejilla, luego en mi boca…

…a la vez, escucho tus pasos acercándote a la cama, no puedes subir pues ya estás en ella…no me puedo mover, tus besos siguen en mí, pero estos se convierten en mordidas, solo me queda gritar…y genero un grito mudo desde lo más profundo de mi alma….

Compartida por: Adicta a las leyendas

Comentarios ( 0 )

    Déjanos tu comentario

    Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados *