Leyendas de Arabia

Simbad El Marino

Hace muchos arios, vivía en Bagdad un viejo y rico mercader llamado Simbad el Marino. Muchos eran los que envidiaban sus riquezas. Y como en cierta ocasión oyera las críticas de que era objeto por parte de un pobre criado, le hizo entrar en el palacio y, tras darle de comer en abundancia, le dijo:

Ver más...

Aladino y La Lampara Maravillosa

Un sastre llamado Mustafá vivía en la capital de un reino de la China. Pero el hombre era tan pobre que casi no podía mantener a su esposa y a su hijo, llamado Aladino. Este muchacho andaba siempre vagabundeando por las calles. Y aunque su padre quiso enseñarle su oficio de sastre, no pudo conseguirlo,

Ver más...

El Padre del Islamismo

Agar era una joven egipcia que Abraham y su esposa Sara trajeron consigo de Menfis, adonde habían tenido que emigrar en una época de hambre que asoló al país. Dios había prometido al patriarca una posteridad tan numerosa como las arenas del mar; pero la esterilidad de su esposa Sara parecía desmentir el oráculo divino,

Ver más...