Tag: conversacion

En mi último viaje, cansado y aturdido de tanto trabajo, tanta presión, tanto dolor que no logro hacer a un lado…tu recuerdo…

…Sentado en una parada de bus, esperando el mismo, siendo casi la media noche, cierro un poco los ojos, me sentía cansado, abatido por un día duro…me sentía confundido…necesitaba descansar un poco…recuesto la cabeza en la banca de la parada de bus, la cual con mi chaqueta se me hace una almohada perfecta, cuando abusivamente, me voy acomodando para quedarme dormido…siento ese escalofrió correr por mi cuerpo, ese frio maldito que sientes cuando…

…Siento un aroma delicioso, y me piden si me puedo correr un poco…no tan voluntariosamente y de mala gana me moví, cediendo un espacio a la par mía, se sentó una dama…tez clara, pelo suelto negro, tan negro que la noche parecía día, le cubre parte de su rostro, y logro ver unos labios rojos como la sangre, labios finos…trato de ver su rostro y no me deja, desvía la atención a otros lados, al final de tantos intentos, me dice:  – tratemos de fijarnos en nuestro interior y no nuestro exterior, al final sabrás quien soy…

Procede con: – vengo a platicar contigo –

¿Ah?, ¿platicar conmigo?…

Y comienza con una serie de preguntas y respuestas que resumo a continuación –

Ella: ¿qué piensas de la maldad?,

  • Yo: para mi, no existe la maldad, ni la bondad…en los ojos de nadie, todos son unos hipocritas, cada uno mira la bondad y maldad a su conveniencia, ni reglas, has lo que crees adecuado, y continua con tu vida…destruye, ama, vive, muere…

A lo que ella responde –

  • Ella: no crees, que es algo indispensable para que exista un balance en la vida…y…tú mas que nadie, ¿dónde guardas toda la maldad que tienes dentro y que por ella has lastimado a otros?…
  • Yo: lastimo porque lo disfruto, ese dolor, ese último suspiro, esa última mirada…esa mirada de paz y gracias que me dan cuando les arrebato su último aliento es indescriptible…les otorgo paz…

Ella: ¿pero eso creara venganzas?

  • Yo: no considero malo el hecho de cobrártelas cuando te hicieron daño, ojo por ojo, diente por diente…pero no en el momento, es más satisfactorio dar un tiempo, esta es un plato que se come más sabroso frio…cuando creen que ganaron, que te lastimaron, que triunfaron…sentir el placer de la humillación, al llegar y reír en su cara…

Ella: ¿es delicioso ver caer a otras personas que te han hecho daño?, ¿verlos sufrir? …ese dolor es fantástico… ¿Qué tipo de maldad tienes en tu corazón?

  • Yo: no existe ningún tipo de maldad, simplemente devuelvo favores que me hicieron, favores que me lastimaron o lastimaron a personas que amo, devuelvo favores a la sociedad, me apodero de todo aquello que es putrefacto para todos nosotros…

Ella: ¿Qué tipo de favores?, no entiendo…

  • Yo: gente putrefacta que solo busca riqueza con lastimar a otros, me gusta ver todas las riquezas que logran acumular, ver su vida de hipocresía, ver como se visten de oro para llegar a venerar despues a un Dios del cual ellos no creen…o solo para impresionar, a todas esas falsas personas que llegan a pegarse en el pecho, cuando solo buscan su propio bienestar, aparentar tener otro tipo de vida, cuando en mi propia carne he visto su realidad y recibido sus palabras de odio, he sentido su veneno…o creen que ese Dios les habla, diciéndoles que son fantásticos, cuando han dejado en su camino una fila de cadáveres, corazones rotos, hogares destruidos, etc…no puedo negar que algunas veces son favores personales, muchas veces juego el papel de tonto, me emociona hacer pensar a la gente que me están viendo la cara de mula, y como se enredan dentro de sus propias mentiras, esas personas falsas que me encuentro en el camino, son mis favores personales…creen ser felices pero se destruyen y mienten durante todo su camino, al final ellos mueren solos….o perdón rodeados de personas que NO los aprecian, sus mejores amigos o bien su propia familia, han vivido una doble vida y no se dan cuenta, creen que todos les deben algo, que todo lo hacen con un bien…si, un bien para ellos…son unos hipócritas, que poco a poco se destruyen, y es cuando por alguna razón, siempre me entero que algo les paso…te digo toda la gente que me ha lastimado, han salido muy mal…me imagino que karma (una leve sonrisa se dibuja en mi rostro), o llámalo como quieras…pero la venganza siempre llega…y lo disfruto más que nada…

Ella: y después de escuchar y ver cómo te exaltas…al final ¿has llegado a amar alguien?, ¿Qué sucede si alguien que “te ama” te falla?

  • Yo: si he amado a muchos y muchas, algunos están conmigo, otros han dejado de vivir, de igual forma, me apodero de sus almas, y esas alimentan la mía, me dan vida…ahora amor verdadero si lo he sentido, el día que nací, por esa criatura que me dio la vida…por mi primera víctima, que me enseño mi verdadero ser…por las personas que me dan estabilidad dentro de mi retorcida vida…y por…
    • …al final nadie me falla, todos tienen un propósito…pero si existiera ese caso, ese caso especial o muy raro, de alguien que dice “amarme” o que yo «ame ciegamente», me fallara…eso es otra historia…que te diré… ¿Karma? …jajajaja

Yo: ¿tu has amado a alguien?

  • Ella: de igual forma, también he amado a muchos y muchas, y me he apoderado de cada uno de sus cuerpos, de su ser…nunca los olvidan en la muerte, mas nunca los recuerdan en vida…y son mis tesoros…y (larga pausa y baja la mirada)… si todavía estoy enamorada de alguien, alguien que me mira en sus sueños, alguien que trabaja bajo mis normas, alguien que no me deja entrar en él todavía, porque su bondad, esa poca y estupida bondad que queda en su corazòn, a pesar de todo lo que ha hecho todavía lo domina…ese alguien, que persuado todo el tiempo, alguien por el que sigo luchando, y tarde o temprano será mío…lo amo, y él no sabe cuánto, lo veo desde las sombras, bajo la capa de mi maestro…(una lagrima cae por su mejilla)…

Ella: sigamos…tú ¿amas a Dios?

  • Yo: no sé de qué Dios hablas, no creo en el Dios de todos, el que todos persiguen, por el que todos se ponen de rodillas, rezan, piden, se reúnen los domingos…por qué solo los domingos se recuerdan, mientras que durante la semana se olvidan de él, pero ese día que “le dedican” tienen que escuchar su palabra y postear sus buenas intenciones, jajaja, que falsos…siento que existe demasiada congregación muy hipócrita, y no solo ellos…los que predican su palabra, no todos lo hacen de corazón, casi ninguno cree lo que predica, ellos creen en el Dios dinero, de las ofrendas que reciben, digámoslo de esa forma…pero sí, creo en algo que me lleva mas allá…aun así te digo, que me amo a mi mismo, y eso me impulsa a hacer las cosas bien…

Yo: y esa pregunta a que viene… ¿Tú en que crees?

  • Ella: mmmm…no sé, en el poder de la oscuridad…aunque algunas veces me he sentido abandonada…

Ella: ¿en algún momento has tenido miedo de morir?

  • Yo: he muerto muchas veces, y aquí sigo alimentándome para salir del infierno que vivo diariamente…ese miedo lo deje de sentir hace mucho tiempo… ¿Tú?
  • Ella: he estado muerta por mucho tiempo, y sigo buscando como regresar, a la vida…dicen que amando lo puedo lograr, pero debo ser correspondendida…y eso no lo he logrado…

A lo lejos se miran las luces del bus haciendo la parada –

Yo: bueno…aquí nos despedimos, al final de todo nuestra vida o muerte, será nuestra manera de elegirlas…no sé quién eres, o quien crees que eres…solo te digo que, se que tengo un propósito, ya sea bueno o malo, aquí en la tierra, y que mi lugar seguramente será en el infierno, porque para otro lado no llegare…sin embargo el infierno lo hare mi hogar…

Y en ese momento ella, me dejo ver su rostro, sus labios eran rojos como la sangre, sus ojos negros como la noche, porque las cuencas de sus ojos estaban vacías, su cabello enredo mis manos, me arrastro hacia ella…y cuando me tenia lo suficientemente cerca me dice…

  • Ella: por lo mismo fui enviada, porque mi señor mando a ver quien viene a tomar su lugar…te estare esperando mi bello amado…

En ese momento me desperté…tenia quemaduras en mis muñecas…y un terrible dolor de cabeza…lo único que pude pensar fue…

…al final siempre tendré un reino a mi alcance…un reino al cual llamarè hogar…

Me subí al bus que me esperaba y me fui a descansar…

 

Compartida por: Mr. J