Guatemala

La Ciguanaba


Noche de perros – asi la definio mi acompañante – fue la noche en que hallamos, con las manos férreamente sijeyas a una mata de escubilla, a Chon Zelada, botado en la quebrada de Orotapa. Las fuertes y pertinaces lluvias de octubre caian de tal forma sobre nosotros, que ni siquiera respetaban nuestros ponchos de

Ver más...

Las luces misteriosas del Cerrito del Carmen


Lo que me han contado se remonta a tiempos antañosos. El escenario, un sitio que todos conocemos y que siempre luce tan romántico como legendario, el Cerrito del Carmen. Juan Corz, el religioso ermitaño fue el que con su templo complementó la belleza sin par que ostenta y que a pesar de los años da

Ver más...

La Culebra Degollada


Fatigados los nervios y cansado el cuerpo por el excesivo trabajo cotidiano, dispuse ir a restaurar unos y a reponer el otro dándome unas vacaciones de descanso en una finca de la costa sur. Allí trabé conocimiento con la simpática persona del doctor Alexis Frank, quien prestaba sus servicios en calidad de Médico-Jefe en la

Ver más...

El Barco de la Tatuana


EXTRAÑA mujer fue La Tatuana! ¡Llegó al Reyno de Goathemala en un barco que no arribó a ninguna de sus playas! Paró en el Mesón de San Agustín, como era costumbre lo hicieran los forasteros en esos tiempos. Luego paseó su arrogancia y su belleza por las calles de la segunda ciudad colonial de América,

Ver más...

La Mariposa Negra


Dabale a Juan Mayén –caporal de la hacienda “El Caimito” y, según el decir “tres piedras” de todos los contornos desde Escuintla a Chiquimulilla- las últimas órdenes relativas a las faenas del día, cuando una mariposa negra, grande, de una dimensión aproximada a los veinte centímetros, pasó tan cerca de mí que rozó el ala

Ver más...

La Púrpura del Quetzal


¡Pueblos Quiches! ¡Esta es la primera tradición; ésta es la primera y única verdad; la primera leyenda…! ¡Escuchadla…! ¡Pueblos Quiches! : renovad vuestros sacrificios a Tohil e Ixmucané, para que vuestros oídos se hagan dignos de escucharla… ¡Es la primera relación sobre el Quetzal…! ¡Pueblos Quiches! : cesen vuestras concupiscencias…, cesen de llenar el ambiente

Ver más...

El Nacimiento del Maíz


Solamente Tzacol  Bitol, madres y padres de la vida y de la existencia de los seres animados, saben cuántos baktunes hace que sucedió lo que vamos a relatar…! ¡Sin embargo, sabemos que desde el kin en que esto ocurrió, nuestros Grandes Abuelos, los Mayas, dejaron de ser nómades…! Fue en Paxil y Cayalá, lugares en

Ver más...

El Santo del Coronel Milpas Altas


Un chispazo de alegría, arco iris tras la lluvia, iluminó los sudorosos y cansados rostros de los “unionistas” –entre los defendían la barricada situada en la esquina del Callejón de Jesús, aquella tarde de la semana comprendida entre el 8 y el 15 de abril de 1920, cuando divisaron a un soldado que, montado en

Ver más...

La Leyenda de Xocomil


Varias horas habían transcurrido desde el momento en que el Gran Zotz de la noche cubrió con sus alas enormes a Panimaché, cuando del Palacio del Ajau Calel, su padre, salió un joven y apuesto mancebo a quien todos allí conocían con el nombre de Utzil. Aprovechaba éste las sombras de la noche para salir

Ver más...

Leyenda del Volcán


Seis hombres poblaron la Tierra de los Árboles: los tres que venían en el viento y los tres que venían en el agua, aunque no se veían más que tres. Tres estaban escondidos en el rio y solo les veían los que venían en el viento cuando bajaban del monte a beber agua. Seis hombres

Ver más...

La Siguanaba


Recién fundada la Nueva Guatemala de la Asunción, cuentan los viejos de la Parroquia que vivió allá por la calle de las congregaciones un joven de nombre Cecilio Flores al que todos conocían como artista, porque pintaba grandes cuadros de Santos y vírgenes para los templos de la ciudad y para los señores de las

Ver más...

El Carruaje de Sixto Pérez


Los años anteriores a que tuviera lugar el terremoto que en el año de 1917 destruyó casi por completo la ciudad de Guatemala de la Asunción, no se dibujaba en ella ni el más ligero esbozo de vida nocturna. Tras el toque de ánimas que lanzaban al viento las lenguas de bronce de sus cien

Ver más...

Dos Episodios de la rara vida de José Cruz Zamora


EL José Cruz Zamora debía cinco ayotes pertenecientes a otros tantos cristianos que había mandado a volar espalda al otro potrero, y, sin embargo, jamás había conocido los rigores de la cárcel. .. ¡Era tan libre como el agua de la toma que baña los pies de mengala en la casa de la finca «El

Ver más...

La Usurpadora


En los más anchos y largos corredores de la casona colonial de la hacienda «El Caimito», que se encuentra perdida entre platanares, palmas reales y cocoteros, allá en las tierras cálidas de la costa sur guatemalteca, se halla, hierática e impenetrable, la Josefa, india que goza de la fama de ser la mejor molendera entre

Ver más...

El Cadejo


Mi amigo Juan Luis, el más querido de mis amigos y compañeros de la infancia, y colega mío de correrías en los dorados y desgraciadamente ya idos tiempos en que pintos seguimos nuestros estudios en el Instituto Nacional Central de Varones de Guatemala, hecho ya todo un hombre, como yo, vino a visitarme un día

Ver más...

La Leyenda del Caballo de Cortes


En la gran Plaza que circunda el templo piramidal erigido en honor del dios Kukulkán, en Tayazal, capital del reino de los Itzaes —que, como se sabe, se encuentra en una isla, sobre el lago Chaltuná—, hay una animación nunca vista. Animación que sólo es dable observar en ella cuando el pueblo es convocado a

Ver más...

… ¿Y él Pedro volvió a ser el mesmo di’antes?…


La ranchería se ha sumido en un silencio absoluto: silencio de las noches del trópico que tan solo interrumpe a veces el aullido del coyote o el cloc… cloc…rítmico y acompasado de las ranas. .. Frente al rancho de la Güicha, la nueva molendera de los peones, esa criolla trigueña y de pelo castaño, la

Ver más...

La Llorona


«…en las riberas de los ríos y teniendo por espejo a las aguas mansas, el viajero que, no teniendo la conciencia muy limpia, se aventura a salir por esos caminos de Dios, suele encontrarse con La Llorona, que es una mujer esbelta, Hermosa, vestida de blanco, y que se entretiene en peinar su larga cabellera,

Ver más...

El Sombrerón


  “…el sombrerón o duende es otra de las personificaciones del cachudo. Mide medio metro d’ialto. Usa un sombrero que no está a proporción con su estatura, al cual debe su nombre; y calza zapatos con tacón cubano, con los cuales hace un ruidito que es el que atrae a sus víctimas. Es muy buen

Ver más...

La Leyenda del Quetzal


Han de estar y estarán…’ me dijo aquella tarde placida e inefable, tarde de Guatemala, bañada de luz y de sol desfalleciente, la Andrea López, la china india que contándome cuentos me hizo entrar en la dulces regiones del ensueño -. Hace de estos muchos años, ¡quién sabe cuántos!, había una ciudad que en nuestra

Ver más...